Rograsa amplía la recogida de aceite a Andalucía

 A las provincias de Córdoba, Sevilla, Huelva y Málaga

Rograsa, empresa especializada en dar salida racional a los aceites y grases usados, ha ampliado su cobertura. Así, en Extremadura se ocupaba de la recogida selectiva en vía pública para los aceites generados en las cocinas. Actualmente ha extendido su radio de acción a toda las provincias andaluces de Córdoba, Sevilla, Huelva y Málaga. En cada una de ellas cuenta con centros de recogida y tratamiento.

El servicio que ofrece Rograsa es la recogida de aceites de fritura a los establecimientos de hostelería, así como a residencias de mayores, colegios, comedoras y centros dependientes de la Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura.

El compromiso de Rograsa con el medio ambiente y la creación de empleo se concreta en la recuperación en el punto de origen del aceite usado así como de reciclarlo.

La recogida de los aceites se realiza con periodicidad semanal o quicenal. Cada persona deposita el aceite usado en unos envases estándar con capacidad para 50 kilos. Están realizados en polietilano y homologados. Se encuentran libres de fugas contaminantes.

Una vez que son retirados son sustituidos por otros limpios e higienizados.

Los beneficios del reciclaje de aceite con notorios. El primero de ellos es la conversión de un residuo en una materia prima para la fabricación de otros productos.

De la misma manera, el reciclaje impulsa la creación de puestos de trabajo en la gestión del aceite y la fabricación de biocombustibles.

Con el reciclaje del aceite se reduce la existencia de organismos que pueden ser perjudiciales para la salud.

Las tuberías se obstruyen por la mala práctica de deshacerse del aceite utilizado a través de la red de alcantarillado. Esto tiene su repercusión en el abaratamiento de los costes de depuración de aguas residuales.

También tiene un papel clave en la eliminación de un residuo muy contaminante a través de la red de alcantarillado, puesto que si se mezclan en las tuberías con detergentes de lavadoras y lavavajillas se pueden soldificarse y convertirse en jabones que obstruyen dichos conductos. También se fomentan las energías renovables pues el aceite reciclado se emplea en la industria del biodiesel.

Para que el ciudadano conozca la existencia de los contenedores, así como la manera de realizar el vertido del aceite usado en ellos y la importancia de su reciclaje, Rograsa ha puesto en marcha varias campañas de sensibilización a lo largo del año. Así, se han realizado campañas de manera conjunta con la Dirección General de Evaluación y Calidad Ambiental de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, Diputaciones Provinciales, Mancomunidades y Ayuntamientos de las diferentes localidades extremeñas…

En una de las campañas se distribuyeron unos embudos especiales de plástico que en su parte inferior lleva un anclaje que se adapta perfectamente a las botellas tradicionales de bebidas refrescantes, de tal manera que se facilite el vertido del aceite usado desde sartenes u otros recipientes hasta la botella donde se va a depositar el aceite usado.

Fuente El Periódico de Extremadura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *