Las Méridas del Mundo inician relaciones comerciales

Las tres Méridas del mundo, la de Yucatán (México), la de Venezuela y la de Extremadura, además de compartir lazos culturales, se unirán a partir de ahora a través de relaciones comerciales.

Esa es, al menos, la intención de la Asociación de Empresarios de Mérida (Aeme) que, en colaboración con la Asociación de la Prensa de la Mérida de Extremadura (APM), organizó ayer un foro en el Parador de Turismo en el que se dieron a conocer los proyectos que los empresarios de las tres ciudades han iniciado ya.

Jorge Gruart, presidente de Aeme, habló sobre los inicios de colaboración en el último año entre el empresariado de las tres ciudades hermanadas. Pedro Morcillo, presidente de la Feria de Turismo de Extremadura (Feturex), mostró las perspectivas de futuro con la creación de la marca empresarial ‘Méridas del Mundo’. Por su parte, Máximo Durán, presidente de la APM, disertó sobre la historia de los encuentros de las Méridas del Mundo.

Gruart explicó, entre otros aspectos, que ya se ha fijado el calendario de las tres ferias de las Méridas del Mundo, evento con un claro objetivo empresarial y comercial. «El interés que tiene tanto la Mérida de México como la de Venezuela en establecer relaciones comerciales con la de Extremadura es evidente».

Así, del 25 al 28 de julio se celebrará en tierras mexicanas la I Feria de las Méridas del Mundo, aunque mexicanos y venezolanos asistirán antes a la Feria de Turismo de Extremadura (Feturex) los días 11, 12 y 13 de mayo. En 2013 la sede de la feria será la Mérida española y al año siguiente la de Venezuela.

Primeros acuerdos

Veintiuna personas, representando a 28 empresas de la ciudad emeritense, además de industriales de la Asociación de Empresarios de Mérida y del polígono industrial El Prado, ya han estado en tierras americanas para establecer las primeras relaciones comerciales. Y han resultado de lo más positivas, pues Gruart asegura que algunos de estos encuentros ya han dado sus frutos. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de las dos Cámaras de Comercio extremeñas.

Ángel Rodrigo, gerente de Rograsa, es uno de los empresarios de la Mérida española que ha iniciado contactos comerciales con las otras dos Méridas del mundo. Asegura que cuando le propusieron la iniciativa de visitar los otros países para dar a conocer su negocio le pareció una idea muy buena. Le llamaron para el primero de los viajes, la Mérida de México, pero no pudo ir. Hasta la de Venezuela sí que voló.

Hasta el momento, en ninguno de esos dos países han tenido la ocurrencia de recoger, reciclar y transformar el aceite usado de bares, restaurantes, colegios o casas particulares como ya ocurre, al menos, en la Mérida extremeña. «He expuesto allí la idea y les ha parecido buena, por lo que estamos intentando saber si se podría llegar a implantar», explica Rodrigo.

Los contenedores para recoger el aceite se fabricarían en aquellos países. Una vez recogido el aceite, se transportaría hasta Mérida por barco, en unos contenedores con una capacidad de unos 20.000 litros, que llegarían hasta los puertos de Huelva o Sevilla.

Una vez en la planta de la capital autonómica se prepararía para trasladarla a Valdetorres o Los Santos de Maimona, donde se procesaría y transformaría en biocombustible. Por ahora se está estudiando la viabilidad del proyecto y los costes del mismo. «Lo que para ellos es un residuo para nosotros es una materia prima», apunta.